Etiquetes

dimarts, 16 d’abril de 2013

"9 MALETES" - MERCÈ SAMPIETRO...



Es representa actualment a la Sala Muntaner de Barcelona.

Mercè Sampìetro i Eduard Iniesta interpreten un original guió que justifica la raó principal del muntatge: la lectura de un bon grapat de cartes autèntiques signades per personatges  molt coneguts de tots els àmbits (polítics, artístics, científics, literaris, etc.). Vet aquí uns quants: Napoleó, Marilyn Monroe, Josep Pla, Virginia Woolf, Albert Einstein, Lluís Companys, John Lennon, James Joyce, Franco, Van Gogh...

Son cartes de tot tipus: d'amor, de recriminació, d'acomiadament... totes interessants per una raó o un altre.

La lectura que d'aquestes cartes fa la Sampietro és boníssima: dicció, entonació i gesticulació a l'altura de la seva categoria interpretativa.

Eduard Iniesta, a més del personatge que li toca fer, l'acompanya amb música i cançons, que complementen agradablement els textos; textos que de vegades fan riure i d'altres no, però tots fan pensar i ens descobreixen aspectes inèdits dels que les van escriure.

He trobat a la xarxa algunes de les cartes que es llegeixen a l'obra. Les reprodueixo, però us asseguro que escoltades de la boca de l'actriu, guanyen molt.


Napoleó a Josefina
“No le amo, en absoluto; por el contrario, le detesto, usted es una sin importancia, desgarbada, tonta Cenicienta. Usted nunca me escribe; usted no ama a su propio marido; usted sabe qué placeres sus las letras le dan, pero ¡aún así usted no le ha escrito seis líneas, informales, a las corridas!

¿Qué usted hace todo el DIA, señora? ¿Cuál es el asunto tan importante que no le deja tiempo para escribir a su amante devoto? ¿Qué afecto sofoca y pone a un lado el amor, el amor tierno y constante amor que usted le prometió? ¿De qué clase maravillosa puede ser, que nuevo amante reina sobre sus días, y evita darle cualquier atención a su marido? ¡Josephine, tenga cuidado! Una placentera noche, las puertas se abrirán de par en par y allí estaré.

De hecho, estoy muy preocupado, mi amor, por no recibir ninguna noticia de usted; escríbame rápidamente sus páginas, paginas llenas de cosas agradables que llenarán mi corazón de las sensaciones más placenteras.

Espero dentro de poco tiempo estrujarla entre mis brazos y cubrirla con un millón de besos debajo del ecuador. “

El Che Guevara als seus fills, poc abans de que el matessin

“Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto:

Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre Uds.

Casi no se acordarán de mi y los más chiquitos no recordarán nada.Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones.

Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.

Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de

Papá”


Franco a Hitler durant la Segona Guerra Mundial.

“Querido Führer: En el momento en que bajo su guía los ejércitos alemanes están finalizando victoriosamente la mayor batalla de la historia, deseo manifestarle la expresión de mi entusiasmo y admiración, así como la de mi pueblo que conmovido contempla el glorioso desarrollo de una lucha que siente como propia y que llevará a término las esperanzas que ya alumbraron en España cuando vuestros soldados compartían con nosotros la guerra contra los mismos enemigos, aún cuando camuflados. (...) No necesito asegurarle cuán grande es mi deseo de no permanecer ajeno a sus preocupaciones y cuán grande mi satisfacción de prestarle en cada momento los servicios que Vd. considere como los más valiosos”.

Virginia Wolf al seu marit abans de matar-se
Querido,
estoy segura de que, de nuevo, me vuelvo loca. Creo que no puedo superar otra de aquellas terribles temporadas. No voy a curarme en esta ocasión. He empezado a oír voces y no me puedo concentrar. Por lo tanto, estoy haciendo lo que me parece mejor. Tu me has dado la mayor felicidad posible. Has sido en todo momento todo lo que uno puede ser. No creo que dos personas hayan sido más felices hasta el momento en que sobrevino esta terrible enfermedad. No puedo luchar por más tiempo. Sé que estoy destrozando tu vida, que sin mí podrías trabajar. Y lo harás, lo sé. Te das cuenta, ni siquiera puedo escribir esto correctamente. No puedo leer. Cuanto te quiero decir es que te debo toda la felicidad de mi vida. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bueno. Quiero decirte... todo el mundo lo sabe. Si alguien podía salvarme, hubieras sido tu. No queda nada en mí salvo la certidumbre de tu bondad. No puedo seguir destrozando tu vida por más tiempo.

No creo que dos personas pudieran haber sido más felices de lo que nosotros hemos sido.”

Lluís Companys a la seva dona, hores abans de ser afusellat

“A la meva estimada esposa Carme Ballester de Companys.

Esposa meva, la més bona, i estimada de les esposes:

T'escric a la vetlla del Consell de Guerra. Penso que podré entregar a la Ramoneta una quartilla que he fet, i si de cas, en els últims moments, les conversacions verbals i últimes. També aquesta carta i una per a la meva filla Maria, tot lo que serà tramès quan sia possible.

No faria falta lo que dic en la quartilla repetida. Però ho he fet també per tu mateixa, vida meva. Conec la teva bondat i t'estimo tant que una de les coses que més me preocupen, aimada meva, Carme meva, ets tu. En aquella quartilla vaig consignar la meva absoluta confiança en tu. I vull que no oblidis que has d'ésser previsora per la teva salut, que necessites cuidados, i que jo et recomano i t'ho mano en lo menester que no t'abandonis.

Si el meu fill viu, no penso que manquin l'ajut dels meus amics. Per altres conductes (potser el meu defensor) potser rebràs altra carta, expressió del meu amor, doncs aprofitaré tots els conductes que tingui.

Reacciona, repeteixo, contra l'abatiment. Relaciona't, distreu-te. Així ho vull. Cerca companyia d'alguna família, potser més tard, i quan sia possible, les meves germanes. Fes lo que te dic, perquè jo, el teu Lluís, ja no patiré; així desitjo que ho facis, amor meu. Busca també el consol de les creences i el trobaràs.

Me sento serè i tranquil. És Déu que ha posat les coses i les decisions per donar-me aquest destí i m'omple d'una serenitat extraordinària. Li dono les gràcies puix havent tots de fer el mateix camí, m'ha reservat una fi tan hermosa, per Catalunya i els meus ideals, que revaloritza la meva humil persona. Tu que m'estimes i has d'estimar doncs el record que pugui deixar, has de comprendre això.

No admetis, doncs, condols, ni ploris. Aixeca el cap. Aquesta mort, que afrontaré plàcidament i serenament, dignifica. Vida meva, moriré estimant-te. El teu retrat el portaré amb mi. I el darrer pensament serà per tu i els meus fills, amb l'amor a Catalunya. Te besa, el teu espòs, Lluís."

Albert Einstein. Instruccions a la seva dona

"A. Te encargarás de que:

1 mi ropa esté en orden,
2 que se me sirvan tres comidas regulares al día en mi habitación,
3 que mi dormitorio y mi estudio estén siempre en orden y que mi escritorio no sea tocado por nadie, excepto yo.

"B. Renunciarás a tus relaciones personales conmigo, excepto cuando éstas se requieran por apariencias sociales.

En especial no solicitarás que:

1 me siente junto a ti en casa,
2 que salga o viaje contigo.

"C. Prometerás explícitamente observar los siguientes puntos cuanto estés en contacto conmigo:

1 no deberás esperar ninguna muestra de afecto mía ni me reprocharás por ello,
2 deberás responder de inmediato cuando te hable,
3 deberás abandonar de inmediato el dormitorio o el estudio de inmediato y sin protestar cuanto te lo diga.

"D. Prometerás no denigrarme a los ojos de los niños, ya sea de palabra o de hecho".

Pere Calders a la seva futura nova dona

“A vegades, si sorprenc una mirada teva que respon el que pregunten les meves, he de fer un esforç per no abraçar-te, perquè arribo a oblidar que hi hagi altres persones a prop nostre. No tinguis por, però, no deixis de mirar-me, perquè aquestes visites curtes a casa teva vinc a cercar els teus ulls i a tractar de llegir-hi alguna cosa que mantingui latent el meu afany”

“Jo no participo gens del teu seny i quan evoco la teva imatge, que és sempre, et tinc amb mi i et beso. Si sabéssis els petons que he fet a la piga que tens a prop de la boca!”

“Un dia més sense veure’t ni parlar-te! Els dies aquests els descomptaré de la meva vida i els afegiré a la columna del temps perdut”

“T’estimo, t’estimo tant que el meu amor ja no em cap a dins i em surt a la cara”


El vídeo-tràiler:

2 comentaris:

  1. Caram! quina obra més interessant. Està molt bé el recull de cartes que ens mostres. Gràcies per la racomanació.

    ResponElimina